fbpx

Los vasos plásticos son sustentables y reciclables.

Los vasos plásticos tan extendidamente utilizados en la vida cotidiana, son reciclables y aportan beneficios a la calidad de vida y al ambiente. ¿Cómo lo hacen?

Cuidan la salud de las personas ya que en la calle, en los lugares de trabajo, en parques, la playa o en espacios públicos, permiten beber de manera higiénica evitando la propagación de enfermedades.
Son inocuos ya que están aprobados para estar en contacto con alimentos, que es común para todo el Mercosur y por Normativas internacionales en todo el mundo.
Son reciclables. Están producidos con distintas materias primas, siendo las más comunes el Poliestireno (PS Y EPS) y el Polipropileno. Una vez finalizada su vida útil, los vasos plásticos se pueden reciclar y transformarse en nuevos productos.
Son los más sustentables
Por caso, los vasos “térmicos” tan prácticos para delivery de bebidas frías o calientes son de la materia prima plástica poliestireno expandido (EPS) y son más sustentables que los vasos fabricados de otros materiales.

Estudios de Análisis de Ciclo de Vida (ACV) demuestran que su performance ambiental es más sustentable en comparación con los vasos fabricados de papel plastificado, los vasos de vidrio y los vasos reutilizables. El ACV evalúa comparativamente el impacto ambiental de productos de consumo fabricados con distintas materias primas durante su existencia: recursos y materias primas para su fabricación, transporte, distribución, consumo, tratamiento al final de su vida útil y reciclado. Es decir “desde la cuna a la cuna” considerando el nuevo producto reciclado.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra web. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.